Reciclando madera curvada: la mecedora “olímpica”.

Una de las claves de la industria del mueble curvado, de su éxito, fue saber aprovechar los recursos naturales, la madera de haya, de la manera más sostenible posible -para aquella época (mitad del siglo XIX y principios del XX)-. Una de las manifestaciones más curiosas se encuentra en la existencia de diseños de muebles curvados derivados de fallos -o accidentes-  del proceso productivo.

“Biegen oder brechen” era el lema empresarial de Michael Thonet y sus hijos. O se dobla o se rompe. ¿Y que pasa si se rompe? Pues aprender de los errores y aprovechar para crear productos de otro orden. Siempre podemos imaginar diseños derivados del uso de material de madera curvada reciclada cuando durante el proceso de curvado se ha roto alguna pieza. Este es un hecho que puso de relieve el especialista berlinés Ulrich Fries en 2003 en un artículo titulado “Thonet und Re-Design” que escribió cuando le pidieron un toallero Thonet y vio que era más fácil construirlo de nuevo que encontrarlo original. Todos los fabricantes de mueble curvado reciclaban de alguna manera con diseños creados ad hoc. Los más destacables, por imaginativos, son los de Hermanos Thonet. Así, posiblemente era resultado del reciclaje la barra curvada de la parte superior del respaldo  de la silla nº 53, los trozos de patas curvadas de la mesa de juego (también se encontraba en versión jardinera) y los soportes del toallero nº 1 del catálogo de Hermanos Thonet.

Sin título-1
Extractos del catálogo de Hermanos Thonet de 1891.
Spieltisch1884
Mesa de juego de Hermanos Thonet.

La casa Kohn siguió los pasos de Hermanos Thonet e incorporó otros modelos probablemente reciclados como la silla nº 22 que presenta una discontinuidad lineal innecesaria en la pieza del respaldo en su parte más alta.

Jacob & Josef Kohn Catalog12
Catalogo de J & J Kohn para los Estados Unidos, 1885.

Puede ser que la pieza más interesante de reciclaje de Kohn sea la que podemos llamar mecedora “olímpica” por los seis aros (es cierto el emblema olímpico sólo tiene cinco) que presenta, tres a cada lado. Probablemente, el modelo, que lleva el nº 837 del catálogo (primer catálogo donde aparece es el alemán de 1909), es un diseño que surge del hecho de que a la hora de hacer aros circulares completos de vez en cuando se rompía uno. Como la mecedora normal lleva dos aros a cada lado puede ser que pensaran que la pieza sería más sólida si ponían tres semi-aros (o 3/4 partes de aro) en cada lado  y así surgió la mecedora “olímpica”. Es una mecedora que no es fácil de encontrar pero en el taller de Mariona Velasco y Xavi Duch (Barcelona)  entró una nº  837 para restaurar. ¿No es esta mecedora un buen ejemplo de aprovechamiento de los recursos mediante un buen diseño?

tres aros desmontat
Mecedora nº 837 desmontada en el proceso de restauración.
Sin título-1qwfr
Catálogo de J. & J. Kohn de 1909 y mecedora nº 837 restaurada. Colección particular.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.