La nobleza del sillón “Le Corbusier” del Museo del Diseño de Barcelona.

Se han escrito ríos de tinta sobre el sillón de madera curvada llamado “Le Corbusier”, el que el arquitecto utilizó para amueblar la instalación de la Exposición Internacional de Artes Decorativas de París de 1925. Este sillón está formado por seis piezas de madera curvada: las dos patas delanteras, el anillo de refuerzo, el asiento, la pieza que forma los apoya-brazos y la que construye las patas traseras uniéndose al respaldo en una delicada línea (conexión por tangencia diría Paolo Portoghesi). Un sillón ultra ligero, transparente, construido con economía y estandarizado, convertido en un icono del mobiliario de madera curvada por los arquitectos del Movimiento Moderno. Le Corbusier dijo que era un sillón que tenía “nobleza” y se le llamó incluso, directamente la “silla de Viena”, a título de sillón de escritorio número 9 de Thonet [Eckart Bergmann, Der Wiener Sessel. Thonet Schreibfauteuil nr. 9, Detmolder Möbelmonografien 2, 1999; también Alexander von Vegesack en: Thonet. Classic Furniture in Bent Wood and Tubular Steel, N.Y.: Rizzoli, 1997, p. 121.]. Fue utilizado por Le Corbusier y otros arquitectos con profusión en diversos lugares como en la Exposición de la Werkbund en Stuttgart en 1927. En los años veinte se denominaba sillón B 9 en los catálogos de Thonet. Todavía se fabrica y se comercializa con éxito.

Instalación “L’Esprit nouveau” en la Exposición de 1925 con el sillón de madera curvada.

En la bibliografía más usual sobre Thonet, incluida la más reciente de instituciones como el MAK o el Vitra Design Museum, se sitúa la edición de este sillón en 1902-1904, “aproximadamente”. En efecto, se encontraba por primera vez en un extracto del catálogo de Hermanos Thonet de junio de 1903. Pero ya se veía que esta atribución no tenía mucho recorrido porque iban apareciendo indicios de que el sillón existía anteriormente, por su aparición en cafés (Café Ronacher en Viena en 1901-1902) o en catálogos de mueble curvado como el de Ungvàrer Möbelfabrik de 1900 publicado por Graham Dry. Hace unos años el especialista Ulrich Fries identificó un catálogo de Jacob & Josef Kohn de la tienda de Berlín datado en 1902 como el primer catálogo en que aparecía el Sillón “Le Corbusier”.

Existe un acuerdo entre los especialistas sobre que la aparición de un catálogo, en ausencia de otros datos, es una prueba fehaciente para datar la edición de un modelo de mobiliario curvado. En algunos casos se dice que el diseño es del año anterior a la aparición del catálogo. El problema es que no se encontraban catálogos de Kohn de alrededor del 1900. Sin embargo esto ha cambiado en los últimos años. Primero un cartel de la tienda de Kohn en París que puede datarse en 1901, cuando abrió la nueva tienda en la Rue du Faubourg Saint Antoine nº 109, tienda sobre la que puede verse una entrada en este blog. Pero la prueba definitiva es el extracto de catálogo de Kohn de 1899 que se conserva en la biblioteca del Museo de Artes Decorativas de Praga. Este catálogo no está publicado pero disponemos de una copia por cortesía del Museo. La fecha es definitiva porque en el catálogo de Kohn de 1898- este sí publicado- este modelo no aparece. Ya hemos hecho referencia al catálogo de Praga en diversas entradas de este blog pero aquí es pertinente reproducir la página con los sillones de escritorio que aparecen. El más económico, el sillón “Le Corbusier”, lleva el número 12/B (la “B” responde a “bureau-fauteuil”).

Jacob & Josef Kohn. Extracto del catálogo general alemán de 1899. Biblioteca del Museo de Artes Decorativas de Praga.

¿Quién fue el diseñador del sillón de escritorio número 12 (después a partir del 1900 numerado como 712) fabricado por Kohn? No se sabe con certeza pero Giovanni Renzi en su libro sobre Il mobile moderno (2008) sugiere -y yo lo comparto- que es debido al genio de Gustav Siegel, arquitecto contratado por Kohn en 1899. Además el famoso sillón que este arquitecto presentó en la Exposición Universal de Paris de 1900, el 715, supone una continuidad de diseño con el sillón de escritorio número 12 (712) que refuerza esta hipótesis.

En el Museo del Diseño de Barcelona hay un ejemplar del sillón “Le Corbusier”, que se mostró en la Exposición “La curva mágica” celebrada en el Centre d’Artesanía de Catalunya, conjuntamente con el Museo del Diseño de Barcelona, en el otoño de 2018. El epígrafe de la exposición en el que se encontraba era “la curva continúa”, para subrayar el principio de la continuidad lineal de la madera que la estructura del sillón representa, acompañado de otros modelos de haya y de ratán. El del Museo es un sillón fabricado por Jacob & Josef Kohn, que es el primer fabricante de mueble curvado que lo editó. Incluso en algún catálogo francés de la época aparece como “deposé”.

Fotografía de Xavier Padrós de la Exposición “La corba màgica”, Centre d’Artesanía de Catalunya, 2018.

La pregunta que cabe hacerse es de quién eran los sillones de escritorio de la instalación de Le Corbusier en 1925. En aquellos años se habían unido las empresas principales de mueble curvado en un conglomerado llamado “Thonet-Mundus-Kohn”. Kohn había sido el rival más importante de Hermanos Thonet durante su existencia así que la guerra de marcas continuaba. Dicen Giovanni Renzi y Manuela Lombardi Borgia, en su catálogo sobre la exposición “El sillón moderno” celebrada en Milán en 2018, atribuyendo el diseño a Gustav Siegel, que había cierta confusión al respecto en aquellos años y que las sillas estaban marcadas originalmente como “Kohn” pero después fueron marcadas como Thonet [Giovanni Renzi, Manuela Lombardi Borgia, La poltrona moderna/the Modern Armchair, Milano; Fondazione Gruppo Credito Valtellinesi, 2018, pp. 18-19]. Realmente hay algunas diferencias entre los modelos de aquella época fabricados por Thonet y por Kohn. El de Kohn tiene la barra que forma los apoya-brazos un tanto ondulada -como el modelo de la instalación de Le Corbusier- mientras que el de Thonet era más bien horizontal en este apartado. Sea como fuere el sillón “Le Corbusier” del Museo del diseño de Barcelona tiene también su “nobleza” aunque sólo sea porque es de Kohn, del primer fabricante que puso el modelo en el competitivo mercado del mueble curvado, en 1899.

Sillón nº 12 de J. & J. Kohn del Museo del Diseño de Barcelona. Catálogo de la Exposición “La curva mágica”, 2018.

Un comentario sobre “La nobleza del sillón “Le Corbusier” del Museo del Diseño de Barcelona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .