Diálogos en torno al mueble curvado de Viena: la colección del Museo Nacional de Artes Decorativas (11). Silla nº 77 y mecedora nº 7/V, de Hijos de D. G. Fischel.

Son dos productos muy característicos, a pesar de sus diferencias, de la producción de Fischel de aire historicista.

Silla de Fischel nº 77.

Es una silla de respaldo  torneado con una decoración interior en forma parecida  a la de un candelabro. Está presente en el catalogo de 1889 del fabricante de Bohemia. Tiene también una decoración acanalada y mantiene la etiqueta de Fischel.  En España fue muy popular en su versión de silla para piano.

Mecedora de Fischel nº 7/V

El modelo nº 7 de Fischel se ofrecía al menos desde 1889 -el primer catálogo conocido- con diversas variantes y con rejilla. La especificación “V” hace referencia al acabado en contrachapado.  Hacia 1890 Fischel, como otros fabricantes, introdujo la práctica de emplear respaldos y asientos de madera contrachapada. Estos permitían una mayor diversidad estética que la rejilla y de este modo se presentaba con dibujos perforados en la chapa o mediante grabados aplicados con diversas técnicas y efectos. Esta mecedora de la colección del MNAD tiene el respaldo y asiento de chapa perforada.

El principio de continuidad lineal es básico en el mueble curvado, ya sea de madera de haya, de ratán o de acero tubular. La continuidad lineal tiene una virtud estética indudable, que presta ligereza al mueble y también una cualidad económica al permitir el ahorro de material. El desarrollo de las técnicas de curvado de la madera permitió doblar barras cada vez más largas, aún por fases, haciendo muebles cuya continuidad lineal era real. No obstante, muchas piezas de mueble curvado, estéticamente atractivas, tienen una continuidad lineal simulada pues están formadas por dos o más piezas en las que en un punto determinado se ensamblan. En el caso de la mecedora nº 7 de Fischel las vistosas piezas laterales tienen la apariencia estética de la continuidad lineal, pero están formadas por dos barras dobladas de madera ensambladas. Este modelo se encuentra de vez en cuando en el mercado español, en particular en el sur. No en vano, Fischel tenía su central española en Málaga.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.