Una aproximación crítica al “Atlas of Furniture Design” del Vitra Design Museum: Thonet y Kohn.

1- TÍTULO Y CONTENIDO.

Es un atlas de mobiliario no una enciclopedia. Se trata de una presentación sistemática  de un conjunto de mobiliario fruto de una colección particular, la del Vitra. En el lomo de este volumen publicado por el Vitra Design Museum en 2019 se lee: “1740 objetos, 2852 imágenes, 551 textos, 71 autores, 237 años, 546 diseñadores, 565 productores, 1028 páginas”. Realmente impresionante. Pero en la portada ya podemos ver lo que nos encontraremos principalmente: mueble de asiento. No es que sólo haya sillas, sillones y chaise-longues pero esta tipología forma el grueso de la publicación que, desde esta perspectiva, tiene un título un tanto pretencioso. En este sentido, sin embargo, se hace honor a las motivaciones de la fundación del Vitra, destinado en un principio a ser un Museo de sillas pero que ha ido ampliando sus miras con el paso del tiempo. No estamos en condiciones de enjuiciar esta magna obra al completo pero sí haremos algunas apreciaciones críticas como usuario del Atlas y como estudioso del mundo del mueble curvado.

Hay una inmensa mayoría de sillas y sillones. A fin de cuentas la persona humana es fundamentalmente, un ser sedente pero yo, lo confieso, no me sentaría en más de la mitad de los muebles ilustrados, no por extravagantes -postmodernos los llaman- sino por incómodos a simple vista. No hace falta compartir la observación de Otto Wagner de que si un mueble no es práctico no puede ser bello, para darse cuenta de este hecho. En cambio, la historia del mueble curvado de Viena no es la de un intento de escandalizar o provocar sino la de proporcionar asientos útiles y bonitos para el público, entendido como clase media. Algo mucho más sencillo que lo que se hace ahora tendente a una elaboración sobreexcitada. No se entienda esta observación personal como una apología del historicismo.

El volumen  está dividido en 4 grandes períodos: I (1780-1914), modernismo temprano; II (1914-1940), modernismo; III (1940-1973), era del consumo y IV (1973-2017), postmodernismo hasta el presente. En consecuencia la historia reseñada se termina en 2017 lo que está justificado por la necesidad de coordinar una compleja edición que se ideó hacia 1995, pensada como una enciclopedia. En 1996 el Vitra publicó el libro 100 Masterpieces from the Vitra Design Museum Collection que se había convertido en una imprescindible herramienta de trabajo y del cual el presente Atlas parece ser una continuación o sustitución. Cada período del Atlas está precedido de un ensayo introductorio más enfocado a la historia del diseño en general de cada período que a la visión de conjunto de los muebles representados en el mismo. En el caso del primer período, el artículo de Sabine Wieber se limita al espacio temporal que va desde la Exposición de Londres de 1851 a la de la Werkbund de 1914. El período que más nos interesa desde la perspectiva del mueble de Viena. Pero el título del apartado indica que empieza en 1780 cuando el primer mueble, el sillón de Jean-Joseph Chapuis, es un diseño de 1802.

En los anexos, de gran utilidad, se encuentra acumulada en letra pequeña una extensa referencia bibliográfica de cada una de las entradas del Atlas. Creo que hubiera sido mejor mantener la bibliografía junto a cada una de las entradas porque así se facilitaría contrastar las fuentes e identificar las ausencias. Respecto a las biografías de los diseñadores nos felicitamos al encontrar una de Gustav Siegel, teniendo en cuenta que es uno de los principales diseñadores de muebles curvados del siglo XX, en particular para la casa Kohn.

Un aspecto finalmente destacable del conjunto es la referencia en la última página, la contraportada, a los estilos y los movimientos. Es aquí donde hemos adquirido un status: uno de los estilos es “Bentwood” que sustituye al tan manido “estilo Thonet”. La discusión en este punto está cerrada, afortunadamente.

2. THONET.

Michael Thonet es el primer nombre que sale en el prólogo del libro y Mateo Kreis informa de que el Museo ha adquirido la colección de documentos sobre la historia corporativa de Thonet de Peter Ellenberg. Una gran adquisición, conociendo la competencia del coleccionista. La silla nº 14 es calificada como un icono del diseño del mueble, interpretando la historia del diseño. Estaría bien, a nuestro modo de ver, contrastar las virtudes de la nº 14 con una nº 30 de Kohn, como hicimos aquí en la entrada del blog sobre el principio Kohn. Es este un tema pendiente. La silla nº 30 de Kohn fue elogiada hace años por autores italianos como Paolo Portoghesi y Renato de Fusco como el logro más alto en el ámbito del mueble curvado, claro que lo hacían pensando, justificadamente entonces por la falta de conocimiento de catálogos, que la silla era de Thonet.

_DSC1092
Chaise longue mecedora de Hermanos Thonet. Fotografía de Luis Vives Chillida.

Una ausencia en el Atlas que no me explico es la de la chaise-longue basculante (mecedora-sofá) de Thonet que tantos elogios recibía en el libro del mismo Vitra sobre las masterpieces de 1996. En este contexto, la ausencia de la chaise-longue de Hermanos Thonet impide una adecuada remisión a dicho mueble en la entrada sobre la chaise-longue de reglaje continuo de La Corbusier, Pierre Jeanneret y Charlotte Perriand (entrada 129). A pesar de esta ausencia, cubierta en parte con la presencia de la mecedora nº 1 de Hermanos Thonet, la historia de esta empresa puede rastrearse a través de las entradas de la especialista Eva Ottillinger sobre la silla de Samuel Gragg, la silla de Boppard, la nº 1, la nº 14, así como sobre la mecedora nº 1 de la colección del Vitra.

En el apartado del sillón de Hermanos Thonet (Otto Wagner) para la Postparkasse de Viena (1905) hay un error: se dice que para el periódico Die Zeit Otto Wagner introdujo en 1902 el sillón de Gustav Siegel de la Exposición universal de París. En realidad el sillón que utilizó, en el que evidentemente se inspiró directamente el mismo Otto Wagner para el diseño del de Thonet, era el sillón nº 718 de Kohn, con zócalos, refuerzos del apoya-brazos y rejilla de aluminio, modelo que apareció en el suplemento al catálogo de 1903. Es decir, no se reconoce con la contundencia que seria conveniente que el sillón de Thonet de Otto Wagner se inspiró en el sillón de Kohn para el diario Die Zeit. Es un tema pendiente de reconocer con claridad. Basta con consultar el suplemento de 1903 al catálogo de Kohn que se encuentra en la biblioteca del Victoria & Albert Museum y hacer la comparación.

Sin título-1
Otto Wagner. Sillón nº 718 del catálogo de Kohn (suplemento) de 1903.

Se echan a faltar en el Atlas algunos comentarios sobre buenas piezas de Hermanos Thonet que se ilustran de un modo muy sintético en las páginas 132-135, como la silla nº 51, atribuida a August Thonet, que se podría haber puesto en relación con la silla BKF del Grupo Austral por sus diseños en diagonal. La silla nº 8 se podría haber puesto en la entrada de la nº 14 como su antecedente más claro. La silla nº 91 –lattenstuhl- también podía haber recibido un tratamiento con mayor profundidad. Ya hemos mencionado la ausencia inexplicable de la chaise-longue mecedora. Son, lógicamente, opciones que a la hora de elaborar un trabajo de este calibre se tienen que sopesar.

En el apartado de los infográficos hay uno dedicado a “Thonet: expansion and production 1853-1918”. Este gráfico confirma la hegemonía historiográfica de la firma. A estas alturas de la historia -y del conocimiento que de la misma se tiene- habría sido más ilustrativo un gráfico comparativo con los mismos datos relativos a la casa Kohn.  Por cierto, en el gráfico sobre los trabajadores de Thonet ¿nadie hacía la rejilla en el taller de Thonet en Viena? Por otro lado en el timeline del período se ignora que Kohn ya hacía mueble curvado en 1867 gracias a la adquisición de una patente especial para la curvatura de piezas largas de madera curvada, antes de que expirara la patente de Hermanos Thonet en 1869.

Thonet también tiene su protagonismo en el período de 1914 a 1940 cuando desarrolló los diseños de mueble de acero tubular realizados por los arquitectos del Movimiento Moderno.

3. KOHN.

Como Hermanos Thonet, Jacob & Josef Kohn aparece en el Atlas básicamente como un fabricante de sillas, cuando en sus catálogos aplicaban la técnica de la madera curvada a una buena tipología de mobiliario.

_MG_0470
Página del catálogo de J. & J. Kohn especial para Francia (1904).

Por mi parte -y aquí confieso mi parcialidad- creo que no se explota suficientemente el amplio espectro de los diseños de la casa Kohn, de la que sí aparecen en el Atlas algunos modelos famosos en la historia del diseño de sillas pero, ¿no podrían tener un armario?  ¿o una cómoda? Claro que ocupan mucho más que las sillas -o los sofás incluso- y que tienen ya algunas piezas en colecciones de Viena, pero otros muebles distintos de las sillas tienen grandes posibilidades estéticas también desde la perspectiva del diseño. Esta laguna del Atlas del diseño del mueble es reconocida por Rolf Fehlbaum, el fundador del Vitra, en sus pensamientos sobre la colección, cuando explica sus orígenes, los criterios de selección, así como los ámbitos geográficos a los que se delimita principalmente: Estados Unidos, Alemania, Italia y los Países Escandinavos. Coincido totalmente con sus reflexiones sobre porqué la silla es un objeto atractivo para el coleccionista. También menciona la primacía de la silla en la representatividad  de la colección el Director del Vitra, Mateo Kreis, en su artículo introductorio.

Fig
Catálogo de Kohn con la silla del Café Museum (Nº. 255), abajo a la izquierda.

Sobre la silla de Adolf Loos para el Café Museum de Viena, existen dudas razonables de que fuera diseñada por Adolf Loos. No digo que no pudiera ser su autor pero sí que dudar de ello no nos hace caer en la heterodoxia. No sólo porque la silla se basa en su estructura en una patente pre-existente de Kohn de 1877; porque  el modelo se incluyera en catálogos de Kohn (nº 255) desde 1901 a 1906 como formando parte de la serie de la patente; porque otros cafés, como el Apolo de Viena, la tuvieran (datos que se ignoran en la entrada del Atlas) sino porque no hay ninguna prueba de su diseño por Loos. Creo que falta aquí un poco de autocrítica. Tampoco se comprende la mención a la silla nº 248 del catálogo de Kohn como influyente en el supuesto diseño de Loos ya que no comparten la estructura. Sobre este tema ya expusimos nuestra opinión en el comentario al catálogo de la Exposición sobre Wagner, Hoffmann y Loos en el Hofmobiliendepot-Möbel Museum Wien. Este punto de vista, vincular la nº 248 a la silla del Café Museum, a nuestro juicio erróneo, está presente igualmente en la visión actual del MAK que, de este modo, ignora la virtualidad de la patente de Kohn.

En lo que respecta a Gustav Siegel en la Exposición de París de 1900, habría que precisar que este arquitecto -que sigue infravalorado en el Atlas- diseñó todos los muebles mostrados en la instalación de Kohn, no sólo el sillón 715 que se comenta, y que hay una presunción de que, durante los primeros años, los nuevos diseños de Kohn desde 1899 se le pueden atribuir razonablemente. Esta apreciación viene al caso también con motivo de la mecedora nº 824 (entrada nº 100) cuyo diseño se dice en el Atlas que es anónimo cuando la mayoría de los autores consideran que las mecedoras de lateral continuo de Kohn son obra de Siegel. Nosotros pensamos, además, que la mecedora de Siegel es un mueble precursor con todos los honores del espectacular sillón B 35 de Marcel Breuer en acero tubular que, según se mire, es una mecedora inmovilizada.

Respecto a la Sitzmaschine de Josef Hoffmann (modelo nº 670 del catálogo de Kohn)  sólo mencionar que se habría podido incluir una referencia a lo que nosotros llamamos la Schaukel-maschine, modelo inspirado en el sillón de Hoffmann presentado en la  Kunstschau Wien de 1908 pero transformable en una mecedora con asiento reclinable. Ya se ha publicado más de una vez la fotografía del dibujo de la patente que reproducimos aquí. No se conoce a ciencia cierta al autor de este ingenioso diseño que influyó sin duda en una mecedora similar de Antonio Volpe.

Mecedora mecánica foto
Kaiserliches Patentamt. München. Patentschrift  nº 210749, 9 august 1908 ab.; Zeichnungen.

Un detalle que pasa desapercibido es el uso que hacía Kohn del contrachapado como elemento estructural en los muebles, no sólo en armarios sino también en sillones de Josef Hoffmann como el famoso sillón “tubo” -nº 720 del catálogo-, o el modelo llamado Buenos Aires. En este sentido Hoffmann y el fabricante Kohn fueron precursores del uso del contrachapado que hicieron afamados arquitectos en años más entrados del Siglo XX.

Respecto al sillón nº 712 de Kohn, el famoso sillón que gustó a Le Corbusier para amueblar algunos de sus interiores (B9 en la numeración de Thonet al que solía atribuirse su autoría) es cierto que no se puede decir con seguridad quién fue el diseñador pero teniendo en cuenta que ha aparecido -biblioteca del Museo de Artes Decorativas de Praga- un catálogo de Kohn de 1899 con ese diseño (y en un catálogo francés de 1900 aparece como “deposé”) y considerando que Gustav Siegel se incorporó dicho año al departamento de diseño de la empresa, una atribución a dicho arquitecto no es descabellada. Además si se tiene en cuenta tal catálogo de 1899 la fecha del diseño que indica el Atlas -1902- resulta obsoleta.

4. CONSIDERACIONES FINALES SOBRE EL MUEBLE DE MADERA CURVADA EN EL ATLAS.

En conjunto, el Atlas es una obra compleja, bien diseñada, imprescindible para los historiadores del diseño y del mueble moderno y que permite muchas formas de lectura. En definitiva, como se dice en el prólogo “el libro tiene por objeto nada menos que ser una nueva base para la investigación futura en el diseño de mueble”. Ahora bien, sigo pensando que es necesaria una exposición monográfica sobre el mundo de madera curvada de Kohn, que no sólo era un fabricante de sillas modernas.  La encomiable labor del Vitra al poner de relieve el factor diseño en el mobiliario de su colección, sin embargo, no convierte a este Atlas en un elemento representativo del mundo del mueble curvado entre 1867 y 1914. Posiblemente no era este su cometido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .