Los lunes de Budapest: los cafés (kávéház) del 1900 y sus sillas.

0

A partir de la semana que viene cada lunes tendremos una entrada sobre un café de Budapest del 1900. No sólo había Cafés en Viena durante la época del Imperio Austro-Húngaro. Proliferaron en Budapest a finales del Siglo XIX y principios del XX, siendo objeto de elogio por su calidad y decoración, a menudo historicista, otras veces Secession (o modernista). Se ha escrito mucho sobre los cafés de Viena y de Budapest, sobre su importancia en el florecimiento del arte y la cultura, sobre su influencia en la inspiración de grandes literatos y poetas y su atmósfera apta para las intrigas políticas y la preparación de revoluciones varias. Son patrimonio histórico-cultural. Existe una lista de los cafés de Budapest en 1912  que es un buen instrumento de trabajo.

Interieur - 1. évf.2. sz. (1912. február 10.)
Revista Interieur, Budapest 1912.

En cuanto a los cafés de Budapest, después de lo escrito por la historiadora local y especialista en literatura Noemi Saly poco queda por decir (el sistema de traducción de la internet es muy útil para el húngaro). Salvo de las sillas. Estas contribuían a generar el ambiente particular de cada café y en este blog no podían pasar desapercibidas. Además en Budapest había mucha competencia entre locales, cambiaban de propietario -cuyo nombre llevaba a veces el café-, editaban postales, reformaban la decoración de tanto en tanto y también renovaban las sillas. Por eso no es infrecuente encontrar a lo largo del tiempo  postales de un mismo café con sillas diferentes. Eso sí, no hemos encontrado la famosa silla de café nº 14 de Hermanos Thonet en ninguno de los cafés de Budapest. Posiblemente era una silla demasiado sencilla para los aparentes y lujosos cafés que querían atraer al público con su decoración y su calefacción. Los gustos de la población en la primera década del 1900 eran más sofisticados.

110_001
El café Meteor, de Budapest.

Hemos identificado no menos de cuarenta establecimientos con sillas de Hermanos Thonet y Jacob & Josef Kohn cuya existencia, a partir de catálogos comerciales, puede asegurarse con altas probabilidades de acierto. En Budapest los fabricantes Thonet y Kohn iban más o menos al 50%, según hemos podido comprobar aunque también había sillas de Mundus. Hay una larga lista de ausencias entre los cafés, lógicamente, ya sea por que no disponemos de fotos, porque las que disponemos no son adecuadas, sólo son del exterior del café (caso del famoso Meteor, en los bajos del Hotel del mismo nombre), o sencillamente porque no tenían mueble de los fabricantes de mueble curvado conocidos como es el supuesto de los famosos cafés Emke y Gerbaud. La lista de los que no estarán es larga porque había muchísimos cafés en Budapest en esa época y algunos de los que sí que están en la serie, como el Central, el Muzeum, o el Hadik, todavía perduran más o menos reformados.

Normalmente los cafés de Budapest hacen esquina y aprovechan dos extremos del edificio donde están  para separar una sala, frecuentemente con billares, de la sala del café propiamente dicha, para los clientes que no participan del juego. Así que las postales de los interiores se pueden dividir entre aquellas donde se ven las dos salas, con fotografías tomadas en gran angular, y las que reflejan exclusivamente una de ellas o un aspecto concreto del café.

En cuanto a las fuentes, han sido de gran importancia las páginas web Húngaras, en particular la del Museo Húngaro de Comercio y Turismo y el Hungarian National Digital Archive. También hay imágenes que proceden de la revista Interieur, sobre “café y hogar” específicamente, publicada en Budapest en 1912 y 1913 con intención de informar sobre los nuevos establecimientos que se abrían en la ciudad, revista que era conocida por todos los arquitectos de renombre. Aparte de estas fuentes somos coleccionistas de postales y las de kávéház son unas de nuestras preferidas, no sólo de Budapest sino de otros lugares de Hungría donde estos locales eran muy populares y estaban dotados siempre de sillas excelentes, que iban del clasicismo al Art déco, pasando por el Art nouveau y la Secession vienesa.

A partir de hoy, por tanto, cada lunes iremos a Budapest. Como si de una maratón se tratara, empezamos una serie de entradas en este blog dedicadas a los cafés de la capital húngara y sus sillas. Estamos a la espera de que algún día se animen a hacer una enciclopedia sobre los cafés de Budapest. Se la merecen.

budapest-vii-kerulet-emke-kavehaz-_6
Interior del Café Emke (1910 ca.).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .